Proyectos en desarrollo

Peter Viertel.
Un refugio en el País Vasco Francés

El documental sobre el cineasta Peter Viertel nos acerca a una de esas figuras que permanecen en la sombra de la historia del cine hasta que alguien decide sacar su historia a relucir. Viertel fue un temprano escritor que recibió importantes elogios de la crítica para su primera novela, The Canyon, que escribió con 18 años. Trabajó desde muy joven en diferentes estudios de Los Ángeles, siempre como guionista, y se convirtió en un enlace imprescindible para aquellos productores y directores que decidían grabar sus películas en Europa. 

La Última Puerta

Mario y Anita son dos ancianos que viven aislados en la mitad de su casa. La otra mitad la ha habitado una presencia a la que los ancianos impiden entrar cerrando todas las puertas. El mundo exterior parece haberse desvanecido, por lo que, incapaces de huir, la pareja pasa los días en un limbo doméstico que agota a Anita, a la que Mario está dispuesto a todo por proteger. Pero un día, la presencia encuentra un modo de entrar… y de revelarles la verdad de su encierro.

Determinación

En los jardines del parque de una gran ciudad comienzan a producirse brutales asesinatos. El cadáver de un borracho indigente aparece descuartizado de una manera que hace pensar a la policía que seguramente el autor de la carnicería es una bestia de fuerza animal, no un ser humano.

Tres mujeres que viene en un edificio cuyas ventanas dan al parque empiezan a recibir amenazas e inician su propia investigación, colaborando estrechamente con la Comisaria jefa del distrito.

Una de estas mujeres, Sonia, es ingeniera de sonido e instala en los jardines del parque varios emisores de radiofrecuencia que transmiten las alteraciones sonoras. Cuando oye la respiración del monstruo intenta localizarlo, pero lo más que consigue es asistir a uno de sus crueles asesinatos y ser atacada por él.

La segunda mujer, Claudia, ilustradora de cuentos infantiles, recibe amenazas por Internet, acompañadas de dibujos que la remiten a extraños signos de escritura cuneiforme, que al desplegarse destrozan sus nervios.

Sylvie, la tercera mujer, es una anciana que camina con muletas y todos los días va a dar un paseo por el parque, donde es testigo de repentinas alteraciones atmosféricas, como si el viento y la lluvia se revelasen contra ella. Sin embargo, la rebelión de los elementos atmosféricos también acosa a las otras dos mujeres en sus sueños.

La comisaria jefa realiza día a día una persecución implacable contra el asesino del parque, que es el único lugar donde se mueve y parece vivir, pero ni con todo el equipo de policías logra impedir uno solo de los brutales asesinatos. Al final todo encontrará una explicación y será Sonia quien se enfrente al depredador debiendo tomar una difícil determinación.